Get Adobe Flash player
Inicio Asambleísta William Tórrez "A 17 AÑOS DEL PATRIMONIO; HAY QUE DEJAR DE MIRARNOS AL OMBLIGO"

"A 17 AÑOS DEL PATRIMONIO; HAY QUE DEJAR DE MIRARNOS AL OMBLIGO"

* Por: William Tórrez. Asambleísta departamental por Oruro

Celebración de los 17 años de la declaratoria

La mayor expresión de la identidad cultural de Bolivia, más allá de las interpretaciones antojadizas de algunos pseudo artistas hambrientos de atención, es sin lugar a dudas el Carnaval de Oruro que en estas fechas conmemora un aniversario más de su declaratoria por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.

Empero dejando de lado la autosatisfacción y la autocompasión presente en la opinión incluso del público especializado vale la pena hacer una autocrítica no convencional.

¿Es quizás el Carnaval de Oruro un patrimonio que no beneficia a su pueblo, o más exactamente un patrimonio que no se utiliza correctamente?

Aparentemente sí.

Y lo es por dos factores, uno el factor activo de la desidia de las autoridades tanto nacionales como departamentales y locales, así como la actitud de pésimos dirigentes de los conjuntos folklóricos y peor aún el reemplazo del objetivo cultural por el objetivo personal de ciertos dirigentes.

En un segundo factor y mucho más grave es el factor pasivo traducido en la más simple indiferencia de la gente con relación a los malos manejos y la mala administración así como la actitud de la mayoría reflejada en una pasividad crónica.

Poseemos el más rico patrimonio cultural del continente y nuestra actitud permite la mala administración y el plagio del mismo, rehusándonos a hacer lo que sea necesario por el bienestar de nuestra propia cultura, siendo que si nuestro majestuoso carnaval se encuentra con una mala organización, una mala administración y siendo además plagiada y tergiversada nuestra riquísima cultura es, sencillamente porque nosotros así lo permitimos.

Si queremos un culpable, basta con mirar el espejo.

No permitamos que la actitud pasiva que le ha costado tanto al país, ahora también nos cueste nuestra cultura, debemos de dejar de mirarnos el ombligo y ver hacia el futuro, llevando en alto nuestra cultura y tradición.

Por el Carnaval de Oruro, por nuestra tierra orureña, por nuestro país y por nuestra cultura.

Sobre este mismo tema; los 17 años de la declaratoria de la Unesco al Carnaval de Oruro, como la Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad; compartimos con ustedes, la publicación del Periódico La Patria el sábado 19 de mayo de 2018.

Para el asambleísta de oposición William Tórrez, el aniversario 17 de la declaratoria del carnaval de Oruro como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, más allá de festejos amerita la reflexión tanto de autoridades, dirigentes de conjuntos folklóricos y la población orureña en general, para que esta festividad obtenga la importancia y realce que merece.

"¿Es quizás el Carnaval de Oruro un patrimonio que no beneficia a su pueblo, o más exactamente un patrimonio que no se utiliza correctamente?, aparentemente sí, y lo es por dos factores, uno el factor activo de la indiferencia de las autoridades tanto nacionales como departamentales y locales, así como la actitud de pésimos dirigentes de los conjuntos folklóricos y peor aún el reemplazo del objetivo cultural por el objetivo personal de ciertos dirigentes", manifestó.

Para Tórrez, un segundo factor y mucho más grave es la indiferencia de la gente con relación al manejo y administración, reflejada en una pasividad crónica, actitud que "permite la mala administración y el plagio del mismo, rehusándonos a hacer lo que sea necesario por el bienestar de nuestra propia cultura, siendo que si nuestro majestuoso carnaval se encuentra con una mala organización, una mala administración, siendo además plagiada y tergiversada, nuestra riquísima cultura es así sencillamente porque nosotros lo permitimos", apuntó.

Desde el 18 de mayo de 2001, el Carnaval de Oruro ostenta el título de Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad, nombrado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), por ser esta la expresión folklórica devocional más destacada del país y toda la región sudamericana.

"No debemos permitir que la actitud pasiva que le ha costado tanto al país, ahora también nos cueste nuestra cultura, debemos de dejar de mirarnos el ombligo y ver hacia el futuro, llevando en alto nuestra cultura y tradición", finalizó.