Get Adobe Flash player
Inicio Asambleísta William Tórrez EL HOSPITAL DE TERCER NIVEL - UNA OBRA MÁS DEL MAS EN ORURO

EL HOSPITAL DE TERCER NIVEL - UNA OBRA MÁS DEL MAS EN ORURO

* Por: William Torrez Pérez

Asambleísta departamental por Oruro

Escuchar audio (Entrevista del 1 de junio de 2017

En la ya tradicional línea circense del gobierno, se ha procedido a la inauguración del Hospital de 3er Nivel de Oruro, una obra que tuvo un coste de 16 millones de dólares americanos, 9 la infraestructura, 6 el equipamiento y 1 la supervisión, doce profesionales médicos fueron capacitados en el extranjero y el oficialismo desplegando su aparato mediático y su séquito con costes elevados también.

¿Empero la obra como tal, que ya fue motivo de debates y reacciones, es en verdad lo que necesitamos?

De un examen concienzudo y libre de perjuicio, podemos colegir de que aún con las limitaciones de carácter de espacio (la reducida capacidad de camas, por ejemplo), la imposibilidad de ampliaciones por la naturaleza de las obras civiles, una correcta administración con profesionales idóneos libres de interferencias de orden político y un ambiente PROFESIONAL en la atención, podría hacer que esta obra sea de verdad lo que Oruro necesita para la salud de sus hijos.

Pero volviendo a la realidad y sin desmerecer el notable y esforzado trabajo de los médicos de Oruro y del país, con mucha tristeza con gran probabilidad no será un gran aporte a la salud de Oruro sino, una obra MAS del MAS.

Ya desde la cabeza del sector gubernamental de salud viene una marcada falta de profesionalismo, falta traducida en la NULA EXPERIENCIA de la autoridad sectorial (ministerio) en los pormenores de la administración del sistema de salud, asimismo desde la cabeza del gobierno (presidente) viene una DESCONFIANZA Y MENOSPRECIO  a los profesionales del país, recordemos el célebre caso de la operación del presidente en Cuba, lo mismo se puede ver en la administración de la Caja nacional de Salud y otras dependencias, especialidades de salud que deberían de ser prioritarias son desatendidas en buena medida por le irresponsabilidad administrativa de las autoridades de salud.

Si es así en todo el país, no hay muchos buenos augurios para el hospital de Oruro.

Esperemos de los elementos profesionales capacitados en Corea del Sur, puedan estar a la altura del desafío y no sufran interferencias políticas, amén de falencias presupuestarias y administrativas, esperemos que nuestro limitado hospital de Tercer Nivel pueda significar un cambio positivo para la salud del pueblo de Oruro.